miércoles, 29 de septiembre de 2010

27 y tú

Esos sitios que tú y yo conocemos, nos esperan todas las noches, y un viejo sofá...y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen. Me gusta decirte lo de siempre, y mis manos adoran tu pelo. Y me estrechas, poco a poco...Grande y dulce, abrazo a tu brazo, y con mi mano en tu boca, te busco y te busco. No cambio dormir abrazados, ni que me agarres más fuerte cada vez que me separo un poco de ti...Y esque cuando no estas necesito tus besos antes de dormir, tus ojos mirando por encima de mi, tus manos acariciándome el pelo. Yo, que nunca quise ser la protagonista de una historia ñoña terminé convirtiéndolo todo en un nosotros. Me haces desaparecer por momentos y me hago parte de tu aire, que me abraza porque no buscamos otra cosa que hacer. Nunca tuve nada que ofrecerte, y me lo diste todo. Porque eres experto en sonreir y en convertir los momentos en increíbles. Prometo disfrutarte, admirar tus movimientos, coger tu mano en vez de la mía. Intentaré hacerte feliz con cada poro de mi piel. Prometo seguir amaneciendo dándote un beso tímido en los labios, porque aunque llevemos así bastante tiempo, al despertar sigo sin creerme nuestra realidad. Te prometo sonrisas, lágrimas, alguna que otra discusión y miradas a los ojos eternas. A mi sólo me gusta la gente loca, seamos dos locos en este mundo de cuerdos. Rompamos todo menos nuestros corazones. Yo en tu pecho, tú acariciándome el pelo. Yo sólo quiero sonreir hasta que se me erice la piel.

Cuando sólo importaba hacer mejor el segundo siguiente, y así todo el día...

1 comentario:

patricia dijo...

Tus textos son simplemente increibles, cada palabra llega a mi como pocas lo han hecho, siento muy de cerca ciertas cosas de las que hablas....
Seria todo un placer poder hablar contigo algun dia =)